28/01/2023 21:21

FISIOLOGÍA  /  METABOLISMO  /  METABOLISMO DE LOS LÍPIDOS

METABOLISMO DE LOS LÍPIDOS

METABOLISMO DE LOS LÍPIDOS 

LOS LÍPIDOS SON LOS COMPUESTOS MÁS ENERGÉTICOS DE TODOS LOS NUTRIENTES CON UNA ENERGÍA METABÓLICA DE 9,5 Kcal/gr. 

LOS LÍPIDOS ADEMÁS SIRVEN COMO RELLENO ENTRE LOS ÓRGANOS, AMORTIGUADOR, TERMOREGULADOR, SIRVEN COMO VEHÍCULO EN LA ABSORCIÓN DE VITAMINAS LIPOSOLUBRES COMO LA A, E Y K.

TAMBIÉN SON ESENCIALES PARA EL MANTENIMIENTO E INTEGRIDAD DE LAS MEMBRANAS CELULARES. SE REQUIEREN PARA EL ÓPTIMO TRANSPORTE LIPÍDICO (LIGADOS A FOSFOLÍPIDOS COMO AGENTES EMULSIFICANTES). SON FUENTE DE COLESTEROL Y PRECURSORES DE HORMONAS COMO LA VITAMINA D, ANDRÓGENOS, ESTRÓGENOS, CORTICOIDES, MINERALOCORTICOIDES, PROSTAGLANDINAS, ETC. TAMBIÉN ÁCIDOS BILIARES.

TABLA DE CONTENIDO

  1. Objetivos
  2. Consideraciones generales
  3. Origen de los lípidos circulantes
  4. Transporte sanguíneo de los lípidos
  5. MENÚ METABOLISMO
  6. Referencias

OBJETIVOS

  1. Comprender cuál es el papel homeostático del tejido graso.

METABOLISMO DE LOS LÍPIDOS. CONSIDERACIONES GENERALES

Las grasas depositadas representan el almacén principal de energía potencial del cuerpo. Las reservas reales de combustible disponibles en la grasa almacenada representan unos 90.000Kcal a 110000Kcal de energía mientras que los carbohidratos solo 1500Kcal como glucógeno muscular, 400Kcal como glucógeno hepático y 80Kcal glucosa en líquidosextracelulares[1]McArdle W, Katch  F, Katch V. Fundamentos de Fisiología del Ejercicio. Pág. 110-111.
.
Estas reservas de las grasas representa entre el 18 a 30 % de la masa corporal en adultos no obesos y se disponen en promedio en el cuerpo de la siguiente forma:
LÍPIDOS PLASMÁTICOS (0,5mMol)
LÍPIDOS INTRAMUSCULARES (300mMol)
LÍPIDOS EXTRAMUSCULARES (17.500mMol)

Como sustrato energético aporta 9,5 Kcal/gr.

Se pueden clasificar en dos grupos:

  1. Basados en el glicerol
    1. Simple
      1. Grasas y aceites
    2. Compuesto 
      1. Glicolípidos
        1. Glucolípidos
        2. Galactolípidos
      2. Fosfolípidos 
        1. Lecitinas
        2. Cefalinas
  2. Basados en compuestos diferentes al glicerol
    1. ceras
    2. cerebrósidos
    3. esteroides
    4. terpenos
    5. esfingomielinas

METABOLISMO DE LOS LÍPIDOS. TRANSPORTE SANGUÍNEO DE LOS LÍPIDOS

En el hombre, entre el 95 y el 98 % del total de los ácidos grasos presentes en el  plasma sanguíneo está contenido en los ésteres de ácidos grasos como los triglicéridos, los fosfolípidos y los ésteres del colesterol. Estos esteres de ácidos grasos se encuentran principalmente en forma de lipoproteínas plasmáticas que son sintetizadas por el hígado. El resto, una pequeña porción de entre 2 y 5 %, se halla en forma no esterificada y está unido a un complejo albuminoide del plasma.

Las lipoproteínas  son estructuras esféricas hidrófilas que poseen proteínas en su superficie (apoproteínas o apolipoproteínas) capaces de actuar como cofactores y ligandos para enzimas encargadas del procesamiento de los lípidos. Todos los lípidos son hidrófobos y en su mayoría insolubles en sangre, por lo que requieren transporte dentro de las lipoproteínas. Las lipoproteínas se clasifican en función de su tamaño y su densidad (se definen de acuerdo con la relación entre lípidos y proteínas).  Realizan tres funciones principales:

a)Transportar las grasas de la dieta desde la mucosa intestinal, donde son absorbidas, hacia los tejidos del organismo animal; esta función la desempeñan los quilomicrones y los residuos de quilomicrones.

b) Transportar los triglicéridos desde el hígado hacia el resto de los tejidos del cuerpo, para almacenarse o ser oxidados para obtener energía. Las responsables de esta acción son las lipoproteínas de muy baja densidad (very low density lipoproteins), también conocidas como VLDL (por sus siglas en inglés). Una vez que las VLDL liberan los triglicéridos en los tejidos, los restantes constituyentes son devueltos al hígado en la forma de lipoproteínas de densidad intermedia (intermediate density lipoproteins), o IDL y también como lipoproteínas de baja densidad (low density lipoproteins), o LDL.

c) Actuar como mediador en el transporte inverso del colesterol; esta tarea recae en las lipoproteínas de alta densidad (high density lipoproteins), o HDL y en las LDL, que devuelven al hígado el exceso de colesterol formado en los tejidos extrahepáticos. El cuadro 1, muestra la localización en donde tienen origen cada una de las lipoproteínas. Los lípidos sanguíneos se transportan como lipoproteínas, que varían desde densidades muy bajas (VLDL), tales como quilomicrones hasta las de muy alta densidad (HDL). La densidad aumenta a medida que la proporción de proteínas en el complejo aumenta y a medida que los lípidos disminuyen. Los ácidos grasos libres (AGL), se transportan como un complejo con la albúmina.

lípidos tabla

El hígado juega un papel importante en la homeostasis lipídica, en especial en la síntesis de ácidos grasos y triglicéridos (TG) y en la producción de lipoproteínas plasmáticas que aseguran el transporte de lípidos endógenos y exógenos entre los órganos (1,2).

Una de las funciones del hígado es la síntesis de colesterol. Su equilibrio es regulado por mecanismos de retroalimentación entre las vías endógena y exógena (3). La inhibición de absorción de colesterol intestinal aumenta la actividad de la hidroximetilglutaril coenzima A reductasa (HMG-CoAR) intensificando su síntesis en el hígado (4). En cambio, una captación intestinal elevada de colesterol inhibe la HMGCoAR, reduce la síntesis hepática y produce una regulación negativa de los receptores de las lipoproteínas de baja densidad (LDLr), lo que reduce la captación de lipoproteínas de baja densidad (LDL) (5). Por el contrario, cuando existe una disminución en las concentraciones de colesterol, los LDLr son regulados al alza y dan lugar a un aumento de la eliminación de partículas de LDL de la sangre (3,5) (Figura 1).

Los lípidos plasmáticos (TG, ésteres del colesterol, fosfolípidos y colesterol libre) deben ser transportados por lipoproteínas. Los lípidos de la dieta (vía exógena) son absorbidos en el intestino por los quilomicrones; luego, los quilomicrones se someten a lipólisis rápida lipasa (LPL), un proceso que elimina algunos de los TG y deja pequeños remanentes de quilomicrones que internalizan el resto de los lípidos de la dieta al hígado. En la vía endógena, el hígado utiliza los remanentes de quilomicrones, lípidos y colesterol endógeno para producir las partículas de VLDL (lipoproteínas de muy baja densidad) (Figura 1). Las VLDL son lipoproteínas ricas en TG que contienen entre 10-15% del colesterol plasmático, fosfolípidos y un conjunto característico de apolipoproteínas: Apo B-100, Apo C-I, Apo C-II, Apo C-III y Apo E. Estas lipoproteínas son transportadas por la sangre desde el hígado hasta el músculo y el tejido adiposo, donde la LPL se activa gracias a la Apo C-II, hidrolizando los TG de las VLDL y liberando ácidos grasos libres que pueden ser almacenados por los adipocitos (6,7). Las LDL que han sido sintetizadas en el hígado tienen una concentración alta de colesterol y moderada de fosfolípidos y no contienen TG. Su apolipoproteína asociada de mayor importancia es Apo B-100, indispensable para unirse al LDLr (3,8). El desequilibrio entre estas vías de síntesis y degradación se encuentra asociado con el desarrollo de diferentes enfermedades cardiovasculares y metabólicas (7,8).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *