28/01/2023 22:09

FISIOLOGIA  /  METABOLISMO  /  SISTEMA ENDOCRINO /  METABOLISMO DEL MAGNESIO

METABOLISMO DEL MAGNESIO

METABOLISMO DEL  MAGNESIO

EL MAGNESIO  ES UN IÓN ESENCIAL EN LA FISIOLOGÍA DEL ORGANISMO POR SUBPARTICIPACIÓN EN LA TRANSMISIÓN NEUROMUSCULAR, EN ELMHUESO HUESO Y COMO COFACTOR DE ENZIMAS, ENTRENOTRAS.

OBJETIVOS

  1. Conocer las funciones del magnesio en el organismo.
  2. Conocer la distribución del magnesio en el organismo.
  3. Entender que el equilibrio, la ganancia o la pérdida de este ion por parte del organismo es el resultado del balance entre la absorción intestinal, la resorción ósea y la reabsorción renal.
  4. Conocer la fisiología ósea relacionada con el magnesio.
  5. Entender el significado funcional de la fracción libre y de la unida a proteínas de estos iones.
  6. Entender como se maneja el magnesio por las hormonas implicadas.
  7. Entender la regulación integrada del magnesio.
  8. Conocer la respuesta global del organismo ante una disminución del magnesio.

 MAGNESIO

El magnesio es el cuarto catión más importante, tras el sodio, el potasio y el calcio.

De magnesio  hay 25 gr. en el adulto. La tasa aumenta con la altitud. El magnesio se encuentra fundamentalmente combinado con el calcio y con el fósforo en las sales complejas de los huesos (70 %). El resto está distribuido en plasma (1,4-2,5 mg/ml)[1]Magnesio y fósforo. The Lancet 1998; 352:391-396., fundamentalmente en glóbulos rojos. Alrededor del 80% está ionizado y es difusible. El resto va ligado a proteínas séricas. Los músculos contienen más magnesio que calcio, al revés que la sangre. Corazón, huesos, sistema nervioso, hígado, glándulas sexuales y riñón. El nivel de Mg en el líquido cefalorraquídeo es más alto que en el suero. En las células, su concentración es de 15 mEq/l (miliequivalentes por litro).

El magnesio extracelular supone sólo alrededor del 1% del magnesio corporal total. (Figura 1).

homeostasis calcio, fósforo y magnesio

Figura 1. Distribución del magnesio en los diferentes compartimentos líquidos del organismo.

El magnesio es esencial para el funcionamiento de importantes enzimas, teniendo además un papel fundamental en la estabilización de las membranas, conducción nerviosa, transporte de iones y actividad de los canales de calcio. No obstante, el control del metabolismo del magnesio se encuentra menos regulado hormonalmente que el del calcio o el fósforo. El contenido de magnesio corporal total depende principalmente de la absorción gastrointestinal y la excreción renal[2]Magnesium metabolism and deficiency. Endocrinol Metab Clin North Am 1993; 22:377-395[3]Mineral balance and homeostasis. En: Favus MJ, ed. Primer on the metabolic bone diseases and disorders of mineral metabolism. Philadelphia: Lippincott-Ravent, 1996; 57-63.[4]Mineral metabolism and metabolic bone disease. En: Greenspan FS, Strewler GJ, eds. Basic and clinical endocrinology (5.a ed). New Jersey: Appleton & Lange, 1997; 263-274..

Homeostasis del magnesio

Figura 2: Homeostasis del magnesio.

El balance neto de magnesio (figura 2) en un adulto arquetipo fisiológico es cero, es decir lo mismo que entra por la dieta se elimina por los diferentes sistemas de excreción, salvo en los niños en crecimiento, la mujer embarazada y en lactancia, donde entra más de lo que se excreta. La única vía de entrada es la nutricional pero la excreción se hace a través de las heces, orina y sudor.

ABSORCIÓN INTESTINAL

Se recomiendan 350 mg/día para el hombre, 300 mg/día para la mujer y 150 mg/día para los niños pequeños. Durante el embarazo o la lactancia la necesidad diaria se estima en 400 miligramos. Una dieta normal contiene de 200 a 400 mg/día. Solo un 45% del magnesio ingerido es absorbido, el 55% restante es excretado en las heces. Se absorbe en el intestino delgado y en colon un 20%, a través de un sistema de transporte saturable y difusión pasiva. Si hay mucho magnesio en la dieta disminuye su absorción y viceversa. Los factores que inhiben la absorción del calcio también perturban la del magnesio: fosfato, calcio, álcalis, exceso de grasa. También la disminuye el alcohol, fosfatos y la ingestión de alimentos con alto contenido en agua y proteínas. La hormona paratiroidea incrementa la absorción de magnesio por el intestino. En contraste con el calcio, la absorción de magnesio en situaciones basales es mayor en íleon que en yeyuno[5]Calcium, magnesium, and phosphorus: intestinal absortion. En: Favus MJ, ed. Primer on the metabolic bone diseases and disorders of mineral metabolism. Philadelphia: Lippincott-Ravent, 1996; 41-49.. No se acumula en el organismo.

METABOLISMO RENAL

La excreción se efectúa por riñones, hígado -vesícula biliar-, páncreas y tracto gastrointestinal. La excreción por la orina es relativamente baja ya que el riñón conserva eficientemente el magnesio. La aldosterona aumenta la permeabilidad renal para el magnesio, al igual que lo hace con el potasio, para conservar el sodio. La carga filtrada de magnesio es aproximadamente de 2.000-2.400 mg/día, es decir, el 10% de los depósitos de este catión en el organismo, excretándose tan sólo un 3%-4% del magnesio filtrado, por lo que el manejo renal parece ser un proceso de filtración-reabsorción. Entre el 25% y el 30% del magnesio filtrado se reabsorbe en el túbulo proximal, dependiendo en parte de la reabsorción de sodio y calcio, y modificándose en forma paralela a ésta en respuesta a la variación del volumen extracelular. En la rama descendente del asa de Henle se reabsorbe del 60% al 65% del magnesio filtrado, y es a este nivel la zona más sensible para la actuación de los diversos factores moduladores de su manejo renal. El 5% restante se reabsorbe en porciones más distales de la nefrona[6]Magnesio y fósforo. The Lancet 1998; 352:391-396.. En condiciones normales, entre 60 y 120 mgr de magnesio se excretan por día con la orina.

HOMEOSTASIS DEL CALCIO, FÓSFORO Y MAGNESIO. 

La concentración del magnesio en sangre es constante y se encuentra controlada por mecanismos homeostáticos.

Varios factores regulan la excreción normal de magnesio: la PTH, ADH, glucagón, insulina, calcitonina, cambios ácido-base y la depleción de potasio  favorecen la reabsorción en el asa ascendente gruesa de Henle.

Los corticoides suprarrenales, la aldosterona, la acidosis y el PNA facilitan la excreción tubular distal de iones de magnesio. Una parte se elimina por la bilis y también por las materias fecales.

la hipermagnesemia inhibe el transporte a nivel del asa, mientras que la hipomagnesemia estimula el transporte tanto si existe depleción de magnesio como si no la hay[7]Magnesium metabolism and deficiency. Endocrinol Metab Clin North Am 1993; 22:377-395

Con la edad, el contenido en magnesio del organismo tiende a disminuir, especialmente en los testículos y en el cerebro.

 

FISIOLOGIA  /  METABOLISMO  /  SISTEMA ENDOCRINO /  METABOLISMO DEL MAGNESIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *