EL MEDIO INTERNO

MEDIO INTERNO

AMBIENTE HIDROSALINO QUE RODEA A CADA UNA DE LAS CÉLULAS DE UN ORGANISMO, DOTADO DE PROPIEDADES FÍSICO QUÍMICAS ESENCIALES PARA LA VIDA. (CLAUDE BERNARD)

INTRODUCCIÓN

Cada célula de un organismo pluricelular necesita, para realizar su función dentro del conjunto en el que vive, de tres condiciones esenciales: una membrana fluida que permita un continuo intercambio selectivo de sustancias con su entorno; un sistema de comunicación efectivo que le permita por un lado informar de su función y por el otro, que sea capaz de reconocer las señales del lenguaje orgánico. Y por último, estar incluida en un medio líquido óptimo, que le permita vivir y realizar sus funciones. Este medio líquido debe caracterizarse por un equilibrio en aquellas variables físico químicas fundamentales para el sostén celular. A este medio líquido en continuo equilibrio se le denomina MEDIO INTERNO.

MEDIO INTERNO

EMEDIO INTERNO  (figura 1) es un concepto definido por Claude Bernard a finales del siglo XIX, para indicar el medio hidrosalino de un organismo, con sus propiedades físico-químicas correspondientes, que riega a todas y cada una de sus células (Gross, 1998 [1]Gross C.G (1998). "Claude Bernard and the Constancy of the Internal Enviroment".).

Medio interno Figura 1: Medio Interno.[/caption]

Como tal medio hidrosalino presenta unas propiedades físico – químicas que le caracterizan y afectan directamente a la supervivencia de las células, como son: el pH, la temperatura, la presión osmóticadensidadgases, sales, etc., así como la presencia de nutrientes esenciales, productos resultantes del metabolismo celular y señales químicas informativas, que suponen un continuo cambio de dichas propiedades, sin olvidarnos de los efectos que sobre las mismas pueda ejercer la influencia del medio ambiente externo al organismo.

En los organismos unicelulares su medio interno viene definido por su líquido intracelular, el cual es capaz de regular por mecanismos intracelulares, sobre todo por el impacto que sobre su supervivencia genera el medio externo. Estos organismos unicelulares también necesitan mantener su medio interno lo más constante posible, para permitirles su supervivencia.

En los organismos pluricelulares, sus células viven inmersas en un entorno líquido externo a ellas, y su función celular depende de la estabilidad en sus condiciones físico-químicas externas, por lo que las variables mencionadas anteriormente, deben estar bajo un exhaustivo control, para que se mantengan en un rango de valores aceptable para la supervivencia de las mismas y sus funciones. Es lo que se conoce como HOMEOSTASIS
, término acuñado (1928) por Walter B. Cannon  (1871-1945) [2]W.B. Cannon. "Organization for Physiologícal Homeostasis". Physiological Reviews (9:399-443), 1928, y que describe todos los procesos fisiológicos coordinados por medio de los cuales, el medio interno del organismo se mantiene en un estado de equilibrio.

Figura 2: Medio interno versus líquidos corporales.[/caption]Distribución de los líquidos corporales Figura 3: Compartimentación de los líquidos corporales.[/caption]

Este concepto exige una fina coordinación de las funciones de los diferentes órganos y variables dependientes como la presión arterial, frecuencia cardiaca, respiratoria, etc., así como de la continua movilidad del medio hidrosalino, que permita el permanente refresco del entorno externo inmediato de cada una de las células del organismo.

Por lo indicado anteriormente, el MEDIO INTERNO estaría representado por el LÍQUIDO EXTRACELULAR  (Figura 2 y 3) y sus propiedades físico-químicas, el cual a su vez podemos dividirlo en dos compartimentos que están en perfecto equilibrio: el LÍQUIDO INSTERSTICIAL: inmediato a las células y el LÍQUIDO INTRACELULAR con el que se equilibra. Y la SANGRE que corresponde a la fracción de líquido extracelular que se encuentra en continuo movimiento (en circulación).

Homeostasis Figura 4: Homeostasis.[/caption]

La HOMEOSTASIS  (Figura 4) sería, por tanto, el conjunto de mecanismos fisiológicos que coordinan las funciones orgánicas para mantener las propiedades físico-químicas del MEDIO INTERNO en un rango de estabilidad aceptables para las funciones y supervivencia de las células, tejidos, órganos y en definitiva del propio organismo.

Podríamos considerar que la homeostasis del medio interno es en definitiva la homeostasis de la sangre.

ENLACES DEL TEMA EN LA WEB

VIDEOS EN YOUTUBE

PATOLOGÍA 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *