FISIOLOGIA.  /  SISTEMA SANGUÍNEO/  LOS GRUPOS SANGUÍNEOS

LOS GRUPOS SANGUÍNEOS

LOS GRUPOS SANGUÍNEOS

TODAS LAS CÉLULAS DEL ORGANISMO MUESTRAN EN SUS MEMBRANAS UNA SERIE DE ANTÍGENOS QUE SON CARACTERÍSTICAS DE LA ESPECIE Y DEL PROPIO SUJETO.

TABLA DE CONTENIDO

  1. Objetivos
  2. Introducción
  3. Grupos sanguíneos
        grupos eritrocitarios
            sistema ABH(0) (Lansteiner)
                antígenos
                reacciones de transfusión
                producción con la edad
            sistema Rhesus
                antígenos y anticuerpos
                reacciones de transfusión
                   compatibilidad materno-fetal

        grupos leucocitarios y plaquetarios
             sistema HLA (CMH)
                significado funcional

  4. Referencias

OBJETIVOS

  1.  Indicar el significado funcional de los grupos sanguíneos.
  2.  Indicar el funcionamiento del sistema AB0
  3. Describir la herencia genética del sistema AB0
  4. Describir los problemas derivados de la transfusión de sangre según el sistema AB0
  5. Describir los cambios en el sistema AB0 de acuerdo con la edad.
  6. Definir el sistema RH.
  7. Indicar cómo se expresa genéticamente el factor RH.
  8. Describir las reacciones frente al factor RH en las transfusiones.
  9.  Explicar como es la compatibilidad materno fetal respecto al factor RH.
  10.  Definir que es el sistema HLA o CMH y su papel funcional.

INTRODUCCIÓN

Todas las células del organismos muestran en sus membranas una serie de antígenos que son característicos de la especie y del propio sujeto. Los antígenos propios que nos hacen diferentes unos de otros son los del sistema HLA y hemos visto su importancia en la respuesta inmune, pero también son importantes en la respuesta del sujeto al rechazo en los trasplantes.grupos sanguíneos

Los específicos permiten el reconocimiento antigénico específico es decir, la compatibilidad interespecífica, sin embargo dentro de la especie puede haber subgrupos que presenten diferencias antigénicas. Estas diferencias se ponen de manifiesto, por ejemplo, en las transfusiones sanguíneas, donde las células sanguíneas de diferentes grupos de individuos pueden presentar diferentes tipos de antígenos, que al mezclarse con sangre de otros tipos antigénicos pueden provocar una reacción inmune.

Debido a lo indicado y dado que las transfusiones sanguíneas son una herramienta terapéutica en la práctica médica, tenemos que tener en cuenta esta diferencias antigénicas y reconocerlas. En el estudio de la antigenicidad de las células sanguíneas, nos encontramos que existe un amplio abanico de antígenos que diferencian a los elementos formes de la sangre (ver tabla) aunque no todos determinan reacción antigénica que puedan poner en peligro la transfusión. No obstante, en algunos casos se ha podido comprobar, en algunos de ellos, suficiente antigenicidad como para producir reacción de transfusión, aunque no es frecuente.

Aunque hay muchos antígenos sanguíneos vamos a estudiar solamente dos tipos, en base a su importancia en la reacción de transfusión. El sistema AB0 y el sistema Rh. Ambos producen reacción de transfusión cuando se ponen en contacto sangres incompatibles con respecto a estos antígenos.

SISTEMA AB0

sistema AB0

La antigenicidad del sistema AB0, Lewis y secretor se basa en una cadena terminal oligosacárida común denominada cadena precursora, la cual lleva en su extremo una galactosa-D. La unión enzimática (tipo osídica) a esta galactosa terminal de uno o dos restos de azúcar, determina el tipo de antígeno que define un grupo sanguíneo AB0 característico. Como la unión de estos azúcares se hace enzimáticamente, los diferentes grupos antigénicos siguen las leyes de Mendel en su herencia.

herencia de los grupos sanguíneosCuando sobre la cadena portadora y sobre la galactosa final actúa una fucosil-transferasa, uniéndole a dicha galactosa una fucosa, se obtiene el antígeno H (fenotipo 0 o GRUPO 0). Este antígeno es necesario para que puedan actuar las otras enzimas que definen los otros grupos de este sistema. Así la unión enzimática de una acetilgalactosamina al conjunto galactosa-fucosa, determina el antígeno A y el fenotipo A (GRUPO A). La unión de otra galactosa al conjunto galactosa-fucosa, determina el antígeno B y el fenotipo B (GRUPO B). (Como dato: son sólo 4 aminoácidos los que diferencias a las enzimas que determinan estos dos grupos).

Aunque no es muy frecuente, existen sujetos que no poseen la enzima fucosil-transferasa, por lo que no pueden introducir la fucosa en el terminal galactosa de la cadena portadora. Al no tener la fucosa, las otras enzimas no pueden unir los restos de azúcares que determinan el grupo A y el grupo B. Este tipo de sujetos se denominan "bombay".

Además de este diseño, hay un 75% de sujetos que presentan un gen Se dominante que permite la secreción de estos antígenos en las secreciones exocrinas. Este gen Se estimula la producción de antígenos H en el tejido y modifica la producción de los H en las células sanguíneas. También es responsable de la distribución de los antígenos del sistema Lewis.

Desde el punto de vista funcional, estos grupos no sólo son importantes por las reacciones de transfusión sino que también están implicados en otras funciones. Así se ha comprobado como en las células cancerígenas se produce una disminución de antígeno ABH y un incremento de los antígenos Lewis modificados por la presencia de ácido siálico. El incremento de estos antígenos Lewis estimula la adherencia de las células tumorales a los vasos y su paso a la circulación favoreciendo así la metástasis.

REACCIONES DE TRANSFUSIÓN

Como este sistema se caracteriza por presentar anticuerpos naturales a los antígenos que no expresa en sus membranas, a la hora de realizar una transfusión de sangre, se puede producir una reacción inmune si no se tiene en cuenta la compatibilidad antigénica.

En la figura podemos ver las posibilidades de compatibilidad entre los diferentes grupos.Reacciones de trasfusión

El grupo AB por no llevar anticuerpos, puede recibir sangre de todos los grupos, por lo que se denomina como RECEPTOR UNIVERSAL; sin embargo el grupo 0 no puede recibir sangre de ningún grupo excepto de si mismo grupo, pero si puede dar a todos los grupos pues no tiene antígenos que provoquen reacción, consecuentemente se denomina DADOR UNIVERSAL .

A la hora de realizar una transfusión de sangre y no tener los reactivos para hacer las pruebas, basta con hacer una prueba cruzada, tomando eritrocitos del donador y mezclándolos con plasma del receptor.

La reacción inmune como consecuencia del contacto entre sangres incompatibles, determina aglutinación y hemólisis.

CAMBIOS CON LA EDAD

titulación grupos sanguíneos
Después del nacimiento, el recién nacido A, B o 0 no tiene prácticamente aglutininas. Empieza a producirlas a partir de los dos meses. alcanzando el título máximo hacia los 8-10 años. Siendo mayor el título para las anti-A que para las anti-B. A partir de esa edad comienza a disminuir gradualmente con la edad la producción de dichas aglutininas.

SISTEMA RH

El otro sistema antigénico que produce una fuerte reacción de transfusión es el sistema Rh. Este sistema, a diferencia del anterior, solo presenta anticuerpos cuando la sangre Rh negativa es sensibilizada por la presencia de sangre Rh positiva. Los anticuerpos son del tipo IgG y por ser una reacción inmune adquirida, también guarda memoria de dicha sensibilización.rh1

Este sistema viene codificado por tres pares de alelos: D/d (éste último silencioso); C/c y E/e, siguiendo este orden en el cromosoma. La expresión del gen D determina la antigenicidad. Por tanto hay ocho fenotipos de los cuales cuatro dan reacción positiva y cuatro no. Todas las combinaciones donde aparezca el D, determinará ser Rh positivo.

Cuando se mezcla sangre Rh negativa no sensibilizada previamente con sangre Rh positiva, el sistema inmune del primero reacciona dando lugar a una respuesta específica, que como todas tarda unas 72 horas en llegar a su máxima producción de anticuerpos y memorización. Tras la primera exposición y reacción, el sujeto Rh negativo queda inmunizado de forma que la siguiente exposición a la sangre Rh positiva, determinará una reacción hemolítica rápida.

REACCIONES MATERNO-FETAL CON EL SISTEMA Rh

Además de la reacción de transfusión que este sistema puede provocar, a diferencia del sistema ABH éste, por las características de sus anticuerpos (IgG) puede provocar reacción de la madre contra el feto, si ésta es Rh negativa, ha sido sensibilizada previamente y el feto es Rh positivo.

Por las características dominantes del gen D, siempre que la madre sea Rh negativa y el padre Rh positivo, el feto tiene altísimas probabilidades de ser Rh positivo.

En el primer embarazo, si no hay lesiones intrauterinas durante la gestación, no debe haber mezcla de sangres materno-fetal y por tanto, la madre no tiene porque sensibilizarse al antígeno D de su hijo durante el embarazo. Sin embargo, en el nacimiento, la puesta en contacto de las dos sangres, sensibilizará a la madre frente a este antígeno D del hijo y desarrollará, si no se remedia, inmunidad frente a posteriores fetos Rh positivos, los cuales no serán viables dado que la madre reaccionará inmunológicamente frente a ellos durante la gestación, y como las IgG pueden pasar fácilmente la placenta la sangre del feto será hemolizada.

compatibilidad rhPara evitar estas reacciones posteriores, normalmente se vacuna a la madre Rh negativa en el plazo de las 72 horas después del parto de un hijo Rh positivo, con título anti-D procedente de otra madre ya sensibilizada. De esta forma se eliminan las células sanguíneas del hijo que puedan haber entrado en la sangre de la madre durante el parto, y así se elimina el estímulo capaz de hacer reaccionar al sistema inmune de la madre.

Cuando la madre reacciona contra el feto se produce la hemólisis de sus eritrocitos provocándole, si no lo mata, la ENFERMEDAD HEMOLÍTICA DEL RECIÉN NACIDO O LA ERITROBLASTOSIS FETAL.

GRUPOS LEUCOCITARIOS Y PLAQUETARIOS
SISTEMA HLA (CMH)

El sistema del antígeno leucocitario humano (HLA) (complejo mayor de histocompatibilidad [CMH] en los seres humanos) forma parte importante del sistema inmunitario y está controlado por genes localizados en el cromosoma 6. Este sistema codifica moléculas de superficie celular especializadas para presentar péptidos antigénicos al receptor de linfocito T (TCR) en los linfocitos T.

Las moléculas del MHC que presentan al antígeno (Ag) se dividen en dos clases principales:

  1. Moléculas del CMH de clase I
  2. Moléculas del CMH de clase II

    HLA
    Las moléculas del CMH de clase I:
    están presentes como glucoproteínas de transmembrana en la superficie de todas las células nucleadas. Éstas están formadas por una cadena pesada alfa unida a una molécula de microglobulina beta-2. La cadena pesada consta de 2 dominios que se unen al péptido, un dominio tipo immunoglobulina (Ig) y una región transmembrana con una cola citoplasmática. La cadena pesada de la molécula de la clase I está codificada por genes en los locus HLA-A, HLA-B y HLA-C. Las células T que expresan moléculas de CD8 reaccionan con moléculas de MHC clase I. Estos linfocitos suelen tener una función citotóxica, que requiere la capacidad de reconocer cualquier célula infectada. Debido a que cada célula nucleadas expresa moléculas del CMH de clase I, todas las células infectadas pueden actuar como células presentadoras del antígeno para las células T CD8 (el CD8 se une a la parte no polimórfica de la cadena pesada de clase I). Algunos genes del CMH de clase I codifican moléculas no clásicas, como la HLA-G (que puede cumplir una función en la protección del feto de la respuesta inmunitaria materna) y HLA-E (que presenta péptidos a ciertos receptores en las células natural killer [NK]).

    Las moléculas del CMH de clase II: suelen estar presente sólo en las células presentadoras de antígenos (linfocitos B, macrófagos, células dendríticas, células de Langerhans), el epitelio del timo y los linfocitos T activados (pero no en reposo); la mayoría de las células nucleadas pueden ser inducidas para que expresen moléculas de CMH de clase II mediante interferón (IFN)-gamma. Las moléculas de MHC de clase II consisten en 2 cadenas polipeptídicas (alfa [α] y beta [β]); cada cadena tiene un dominio de unión al péptido, un dominio del tipo Ig y una región transmembrana con una cola citoplasmática. Ambas cadenas polipeptídicas están codificadas por genes de la región HLA-DP, -DQ o -DR del cromosoma 6. Las células T reactivas a las moléculas de clase II expresan CD4 y suelen ser células helper.

    Las moléculas del CMH de clase I y II son los antígenos más inmunogénicos reconocidos durante el rechazo de un trasplante alogénico. El determinante más fuerte es HLA-DR, seguido de HLA-B y -A. Por tanto, estos 3 loci son los más importantes para la búsqueda de donante y receptor.

    Las moléculas del CMH de clase III codifica algunas moléculas importantes en la inflamación; éstas incluyen los componentes del complemento C2, C4 y el factor B, el factor de necrosis tumoral (TNF)-alfa, la linfotoxina y tres proteínas de choque térmico.

    Dado que el sistema HLA tiene un gran polimorfismo y las frecuencias alélicas tienen un alto grado de variabilidad y una notable correlación geográfica, los genes HLA son una herramienta importante y útil para inferir antecedentes genéticos y composición étnica de poblaciones humanas modernas y para rastrear la migración de las antiguas. El
    polimorfismo de HLA es crucial para la compatibilidad entre el donante y el receptor en el trasplante de órganos y varios alelos de HLA se han relacionado con enfermedades y con la respuesta a los tratamientos farmacológicos.

FISIOLOGIA.  /  SISTEMA SANGUÍNEO/  LOS GRUPOS SANGUÍNEOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *