letrero endocrino

 

 

 

CORREO
 

 

CARDIOVASCULAR. CORAZÓN. CICLO CARDÍACO. RESUMEN CICLO CARDÍACO

 

DEFINICIÓN: Sucesión temporal y periódica de eventos mecánicos, físicos y biológicos en el corazón que tienen como objetivo eyectar un volumen apropiado de sangre hacía sus respectivas circulaciones. Cada ciclo es consecuencia de la propagación de un potencial de acción que se originó en el nódulo sinusal.


EL CICLO SE DIVIDE EN DOS TIEMPOS: El de LLENADO o DIÁSTOLE y el de EYECCIÓN o SÍSTOLE. Cada una de ellas a su vez se subdivide en diferentes fases.


EL TIEMPO NORMAL INVERTIDO EN CADA CICLO ES DE 800 ms (0,8s), del cual 530 se invierten en la DIÁSTOLE (66% del tiempo total) y 270 en la SÍSTOLE. Este tiempo es para una FRECUENCIA CARDÍACA de 75 latidos/min. Pero si la FRECUENCIA varía, también lo hace la duración del ciclo, pero siempre a costa del TIEMPO DE RELAJACIÓN.


En cada ciclo cardíaco la sangre se mueve por gradiente de presiones entre las diferentes cámaras y los vasos a los que están unidas. Este flujo es en un único sentido (hacia delante) debido a la presencia de las válvulas (tricúspide y mitral, pulmonar y aórtica). El corazón derecho trabaja a baja presión (0 y 15 mm Hg presión media arterial en arteria pulmonar), mientras que el izquierdo lo hace a alta presión (0 y 100 mm Hg presión media arterial en aorta). El volumen eyectado o volumen sistólico (VS) en ambos ventrículos es el mismo, aproximadamente unos 70 ml, quedando siempre un volumen remanente o volumen residual de unos 60 ml.


Los eventos que se producen en cada ciclo pueden ser registrados, graficados y correlacionados entre sí, lo que nos permite saber en cada momento del ciclo qué está ocurriendo en el corazón y las posibles alteraciones que se produzcan, así como comparar las diferencias en el ciclo entre ambas bombas.


Los eventos que consideramos son: los cambios de presión,  flujo y volumen. Los sonidos cardiacos generados por el cierre de las válvulas y el electrocardiograma (evento eléctrico).


DESCRIPCIÓN DEL CICLO. (Seguimos la evolución del electrocardiograma (ECG)).

  1. Comenzamos por la PRESÍSTOLE que coincide con la sístole auricular (onda P e intervalo PQ del ECG). Llenado final del ventrículo (VDF: volumen final de llenado o diástole). Aporta el 25% restante del llenado final. Se inicia con la sístole auricular (la derecha 20 ms antes que la izquierda). Incremento de presión auricular que genera una regurgitación en las cavas que supone la onda a, aunque esta contracción cierra la conexión con los vasos venosos. Cuando las presiones entre aurícula y ventrículo se igualan se produce el punto z. Esta contracción auricular en condiciones normales no supone un aporte importante en el llenado final ventricular pero si se hace importante cuando aumenta la demanda o disminuye la distensibilidad ventricular. En esta fase se produce el 4º sonido cardíaco de muy baja frecuencia, consecuencia de la actividad auricular.

  2. SÍSTOLE o fase de mayor trabajo y consumo de energía (O2), comienza con el cierre de las respectivas válvulas aurículo-ventriculares (CM > CT). Primer sonido cardíaco con dos componentes audibles, debido al cierre en diferentes tiempos de ambas válvulas.  Se corresponde con las ondas qRs del ECG. El ápex se desplaza hacia la 5º espacio intercostal y origina el latido de punta (palpable en personas delgadas). Incremento de presión a cámara cerrada.

     SUBFASES:

    1. Contracción ventricular isométrica (Wiggers) o isovolumétrica (Rushmer)  (50 ms). Incremento de la presión ventricular y también auricular (onda c), por abombamiento valvular y llegada de sangre venosa.

    2. Contracción ventricular isotónica (auxotónica) o fase rápida de eyección (216 ms). Superada la resistencia o PRESIÓN DIASTÓLICA ARTERIAL (unos 80 mmHg en aorta),  se abren las válvulas correspondientes (AP > AA) (antes la pulmonar) y se eyecta el 70% del VOLUMEN DE EYECCIÓN O VOLUMEN SISTÓLICO (VS), lo que produce un incremento de la presión en aorta y pulmonar. Obteniéndose el valor máximo de presión o PRESIÓN SISTÓLICA ARTERIAL (Pas). Comienza la caída de presión por distensión arterial. El flujo arterial se acelera durante ésta, alcanzándose la máxima velocidad del flujo antes de llegar al pico máximo de presión ventricular y arterial (120 mmHg en aorta) (presión sistólica aórtica). Así se imprime velocidad a la sangre arterial. Pero la presión sigue subiendo porque la arteria no puede asumir todo el volo de sangre. Esta fase acaba cuando se alcanza el vértice de presión máxima, esto supone un mecanismo de defensa frente a acortamientos del periodo sistólico (taquicardia), pues el volumen de eyección no varía.

    3. Protodiástole (al final de la sístole la presión ventricular cae rápidamente y se cierran las válvulas ventrículo arteriales) (4 ms). Corresponde a la fase lenta de eyección (el 30% del volumen restante de eyección), hasta que la presión ventricular se hace menor que la arterial y se cierran las válvulas (CA > CP), que supone el segundo sonido cardíaco también con dos componentes por el cierre previo de la aórtica.

      1. En el vaciado ventricular se produce una caída de presión auricular o valle x por efecto de la succión ventricular sobre las válvulas aurículo-ventriculares.
      2. El volumen sistólico de eyección (VS) es la diferencia entre el volumen diastólico final (VDF) (130 ml) y el volumen sistólico final (60 ml), lo que supone unos 70 ml.
      3. La relación entre el volumen sistólico de eyección y el volumen diastólico final nos da la FRACCIÓN DE EYECCIÓN (FE) que es un importante índice de función cardiaca. Ésta varía entre 50 al 70%, normalmente un 60%.
      4. El volumen no eyectado es el VOLUMEN DE RESERVA (VR) O VOLUMEN FIN DE SÍSTOLE (VFS) de unos 60 ml. Este volumen permite un incremento rápido del volumen de eyección en situación de urgencia (estrés). Se incrementa así la fracción de eyección.

  3. DIÁSTOLE o fase de relajación y llenado ventricular. Se corresponde a la onda T e intervalo TP del ECG. (520 ms).

    SUBFASES:

    1. RELAJACIÓN ISOVOLUMÉTRICA (100 ms): Se inicia con el cierre de las válvulas ventrículos arteriales (CA > CP). Origina el segundo sonido cardíaco (coincide con el final de la onda T). Todas las válvulas cerradas y las fibras musculares rompiendo sus puentes actina/miosina (relajación) pero sin cambio de longitud o volumen, dado que no se ejerce ninguna fuerza sobre ellas.
      La sangre sigue llegando a las aurículas y se produce un incremento de su presión: onda v.

    2. FASE DE LLENADO RÁPIDO (140 ms): La presión ventricular se hace menor que la auricular y se abren las válvulas aurículo-ventriculares (AT, AM). Se produce un llenado rápido ventricular (70% del total) y la vibración del mismo genera el 3º sonido cardíaco (jóvenes sanos). Al vaciarse las aurículas se observa una caída en su curva de presión: valle y.

    3. FASE DE LLENADO LENTO O DIASTÁSIS (200 ms). Al disminuir el gradiente de presión aurículo-ventricular, disminuye la velocidad de llenado, sin embargo la sangre que llega por las venas pasa directamente a los ventrículos. Acaba con la sístole auricular o presístole ventricular.


DIFERENCIAS ENTRE AMBAS BOMBAS
:

  1. Las presiones en las cavidades derechas son menores.
  2. Los gradientes derechos son también más reducidos, pero tienen el mismo sentido.
  3. La duración de las fases del ciclo son diferentes.
    1. la sístole y la diástole isométricas del ventrículo izquierdo duran más que las del derecho. El cambio de presión en el VI durante este período es más grande que el que sufre el VD.
    2. el período de vaciamiento dura más en el VD que en el VI.
  4. El curso temporal de los flujos pulmonares y aórticos son diferentes. Puesto que en condiciones normales el VD y el VI expulsan la misma cantidad de sangre en cada ciclo cardiaco y el VI tiene un período de expulsión más corto, los flujos de sangre en el VI son más elevados que los del VD.
  5. La aurícula derecha se activa antes que la izquierda y comienza a contraerse antes. Por el contrario el ventrículo izquierdo se activa antes que el derecho y comienza a contraerse antes, la onda de activación estimula inicialmente el tabique interventricular que mira al VI.
  6. El tamaño y la morfología de los ventrículos son distintas. El VI tiene forma de cilindro y posee una pared gruesa mientras que el ventrículo derecho adopta forma de fuelle y su pared libre se adhiere a la pared del VI.


 

Copyright 2010 WebFisio.es El contenido multimedia de este espacio web tiene derecho de autor con el ISBN: 84-688-1218-8. ültima actualización: Monday, October 3, 2011 9:55
 
CORAZÓN.RESUMEN CICLO CARDÍACO
PROF. RAFAEL SERRA SIMAL